Revelado el comprador misterioso de la casa más cara del mundo

La mega mansión "Chateau Louis XIV" en París se acaba de vender por $301 millones, convirtiéndola en la casa más cara del mundo ¡Jamás Vendida!En el 2015, Chateau Louis XIV se vendió por más de $301 millones (250 millones de euros). En ese momento, el comprador no fue mencionado. Todo lo que se sabía era que se había vendido a un hombre del Medio Oriente. La casa de $301 millones era la casa más cara del mundo en ese momento.

La propiedad de 57 acres localizada cerca del Palacio de Versalles de Francia, fue comprada por medio de una compañía de inversiones manejada por la fundación personal del Príncipe Heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman.

El castillo fue comprado por medio de un complejo sistema de compañías en Francia y Luxemburgo. El proceso le permitió al príncipe mantener oculta su identidad. El castillo es solo uno de un número de costosas compras para Salman. Él también acaba de comprar recientemente un palacio de vacaciones de lujo en Marruecos y un super yate de $500 millones.

Mohammed bin Salman: El ascenso de un nuevo Rey en Arabia Saudita

U.S. Department of State/Wikipedia

El castillo tomó 3 años en construirse. Fue construido según los estándares franceses tradicionales del siglo 17. Por supuesto en el interior, la propiedad cuenta con modernos e innovadores elementos, incluyendo un cine en casa, un elevador, una bodega de vinos y un acuario.

Antes de la venta de Chateau Louis XIV, la casa más cara jamás vendida había sido un penthouse en One Hyde Park en Londres vendido en el 2011 por $221 millones.

Salman fue nombrado el príncipe heredero de Arabia Saudita a principios de este año. Recientemente él ha estado dirigiendo una campaña contra la corrupción dirigida a los hombres más ricos e influyentes del reino, incluyendo el Príncipe Alwaleed bin Talal. Anteriormente, se reportó que el reino le está pidiendo a los hombres que han detenido en el Ritz Carlton de Riyadh que paguen el 70% de su fortuna a cambio de su libertad. Sin embargo, ahora parece que la motivación detrás de los arrestos es una jugada del príncipe coronado para controlar las compañías de medios de comunicación sauditas.




Comentarios