El “Internet of Things” cambiará de forma radical el mundo y la sociedad futura

Internet De Las Cosas

Pixabay

Cuando se habla de la próxima “gran cosa”, la gente suele tener un concepto limitado. Veamos los rumores que rodean al “Internet of Things (Internet de las cosas)”, una idea que gira en torno a la comunicación entre todos los objetos con los que convivimos.

El Internet de las cosas asegura que todo lo que nos rodea será “Smart”. Sin embargo, gran parte del debate se ha centrado en la comunicación máquina a máquina; dispositivos que hablan con dispositivos. Pero una máquina es un instrumento, una herramienta. En realidad estamos hablando de sensores.

Pero un sensor no es una máquina. Lo que hace es medir datos. El Internet de las cosas en realidad se refiere a la relación entre los sensores y las máquinas. Es decir, el valor real del Internet de las cosas es la intersección en la recopilación de datos. Las aplicaciones basadas en la nube son la clave, ya que transmiten datos desde los sensores.



Veamos un ejemplo:

En el 2007 se derrumbó un puente en Minnesota, matando a muchas personas, debido a que las placas de acero que se usaban para sostener el puente eran inadecuadas. Entonces, cuando se construya un nuevo puente, se podrá utilizar cemento inteligente, equipados con sensores para controlar las tensiones y grietas. El cemento nos alertará antes de que ocurra la tragedia.

Si hay hielo en el puente los mismos sensores en el hormigón lo detectarán y se lo comunicará a tu coche a través de sensores inalámbricos. Una vez que el coche sabe que hay un peligro cerca, le dará instrucciones al conductor para reducir la velocidad. Y en caso de que el piloto no preste atención, el vehículo se ralentizará de forma automática. Es tan solo una de las formas de comunicación entre sensor-máquina.

El Internet de la cosas también beneficiará el fluido de tráfico en las calles. Por ejemplo, los semáforos podrán ajustar sus ritmos dependiendo de la congestión que haya en ese momento; es decir, dejarán pasar más autos en las vías donde hay más tráfico.

Así que pronto tendremos puentes inteligentes, coches inteligentes, semáforos inteligentes y así… ciudades inteligentes.

Entonces ¿Cuáles son las ventajas? ¿En qué ahorramos?

A esto me refiero cuando digo que la gente generalmente no piensa en grande. En realidad no se trata de puentes ni de ciudades inteligentes. Cuando empezamos a hacer cosas inteligentes, la capacidad de crear nuevos productos y servicios es infinita.

El Internet de las cosas es la tendencia tecnológica más importante entre todas, ya que cambiará nuestro mundo y la sociedad de forma radical.


There is one comment

Comentarios