¡GENIAL! Joven universitario inventa un mini estante para sostener tu cerveza en el baño y ahora gana $2 millones al año

Matt Williams

Foto: Matt Williams, via CNBC Make It.

En 2008 Matt Williams, quien para ese entonces era un universitario normal y corriente, tuvo una idea que le cambió la vida. Una noche, en un bar, en un baño.

“Puse mi cerveza en el urinario, como siempre hago. Estaba un poco asqueado, pero igual la bebería luego”, dice Williams.

Él notó que todos los hombres en el baño también estaban intentando balancear su cerveza encima de orinal, en el piso, en un bolsillo e incluso sosteniéndola entre los dientes.

“Al salir, vi que todos los demás de la fila llevaban su cerveza y les dije: ‘Esto es una locura, ¿por qué no hay una pieza funcional en el baño para poner la botella?’”.

Williams se imaginó un estante sencillo, junto a los inodoros y urinarios para sostener una cerveza, un teléfono o una cartera. Pero luego tuvo una segunda idea: mientras estaba en el baño, notó un periódico escondido sobre el urinario y pensó: “¿qué pasa si yo creo un estante con publicidad?”.

Regresó a su asiento en el bar, escribió la idea en una servilleta y se fue a casa inmediatamente. “Yo pensaba: ‘No puedo emborracharme esta noche. Necesito recordar esta idea’”.

LavCup

El estante LavCup, via CNBC Make It.

En los siguientes meses, la idea seguía firme en el cerebro de Williams, quien siempre había sido un emprendedor. Con tan solo 10 años compraba zapatillas Jordans de tamaño 14 en tiendas deportivas y las revendía a un precio mayor en Ebay; a los 16 años intentó patentar un CD resistente a arañazos. Era el tipo de persona que siempre veía problemas que necesitaban soluciones.

“A veces siento que soy muy pesimista cuando me quejo cuando una puerta se abre en una dirección y creo que debería abrir en la otra”, dice.

Williams recaudó $65.000 (52.600 euros) entre sus tarjetas de crédito, préstamos de su padre y dos inversores. Usó el dinero para contratar a una empresa de ingeniería que desarrolló un prototipo para su estante de cerveza. Llamó al producto LavCup, con el eslogan “Because you can’t hold it“.

El LavCup es un pequeño estante (o plataforma) con una estera de goma antiadherente, además de un ion de plata antimicrobiano incorporado para mantenerlo en buenas condiciones sanitarias. Hay un espacio para publicidad protegido, porque según Williams a los fanáticos ebrios les gusta robar anuncios.

LavCup

@LavCup / Facebook

Comenzó a comercializar el producto en el 2013, volando él mismo a conferencias relacionadas con los deportes y su primer encuentro fue con Peter McLoughlin, presidente del equipo de la NFL “Seattle Seahawks”.



Pero no le fue muy bien que digamos.

“Estaba bajando por la escalera mecánica y le dije: ‘Peter, Peter, tengo que mostrarte algo en mi iPad que te va a gustar’”, recuerda Williams, quien ahora tiene 32 años. “No voy a decir exactamente lo que me dijo, pero fue algo como: ‘Tengo prisa, tengo que subirme a un avión’”.

Williams persistió. “Estaba como, ‘Peter, por favor, dame solo 30 segundos de tu tiempo’. Le mostré mi iPad y le dije: ‘Esto lo he inventado yo’”. McLoughlin ya no estaba enojado, sino como “Oh, dios mío, esto es brillante”.

Estadio CenturyLink Field

¡Aquí empezó todo! – Estadio CenturyLink Field. Foto: @Seahawks / Facebook

En tan solo 10 semanas, LavCup tuvo su primer gran pedido: 1.200 unidades para el estadio “CenturyLink Field”, donde juegan los Seahawks. Williams llamó este momento “El gran comienzo de mi carrera”.

LavCup ahora cuenta con más de 21.000 unidades instaladas en 26 lugares que cubren todas las principales ligas deportivas. El negocio ha recaudado más de $600.000 (480.000 euros) de 10 inversores y según Williams los ingresos de 2017 alcanzaron los $2 millones (1,6 millones de euros). Ahora está buscando mudarse a nuevas áreas, como los cines o cruceros.

Así es como funciona el modelo comercial: los LavCup en realidad no se venden, sino que se entregan a los estadios de forma gratuita y luego la empresa crea y vende publicidad.

A Williams le encanta hacer su propio contenido publicitario para los estantes, especialmente porque está en los baños. Ahora tiene $2 millones en su cuenta bancaria y admiradores por su gran invento.

“No resolví ningún problema mundial, pero la gente los aprecia y eso es todo lo que puedo decir,” dijo Matt

Artículo original en inglés publicado en CNBC: Make It. Si te gustó síguelos en Facebook, Twitter.


Comentarios