Cómo un pescador en quiebra se convirtió en un multimillonario con sus tiendas “Todo a un dólar

Pescador

Shutterstock.com

La venta de artículos baratos de todo tipo por el precio de un dólar ha hecho que Hirotake Yano se convierta en una de las personas más ricas de Japón.

Hirotake Yano, fundador y presidente de Daiso Sangyo Corp. la mayor tienda de descuentos de Japón, fue uno de los primeros vendedores del país en adoptar un modelo de precio único y utilizar esa estrategia para construir un patrimonio neto que según Bloomberg Billionaires Index ya asciende a $1,9 mil millones (1,6 mil millones de euros).

El momento perfecto

“Yano abrió la primera tienda de 100 yenes en 1991, un par de años después de la explosión de la ‘burbuja’ económica japonesa, que fue el comienzo de un cambio profundo en la cultura de consumo de ese país”, explicó Pascal Martin, socio de OC & C Strategy Consultants.

Daiso Sangyo Corp.

ThamKC / Shutterstock.com

El camino de Yano hacia el emprendimiento no estuvo muy claro desde el principio. Según el sitio web de Daiso Sangyo Corp. – autodenominado “paraíso de las compras en Japón” – después de graduarse de la Universidad de Chuo en Tokio Yano trabajó en diferentes sitios, incluyendo la pescadería de su suegro, hasta que se declaró en quiebra.




En 1972, comenzó a vender artículos desde la parte trasera de un camión y se le ocurrió la idea de cobrar 100 yenes por toda su mercancía para ahorrar el tiempo que tomaba en pegar las etiquetas de precio.

El estancamiento de los salarios y la explosión de la burbuja económica japonesa provocaron un cambio fundamental entre los consumidores, estimulándolos a darle un mayor valor a su dinero. Esto resulto en una verdadera bendición para la industria minorista, que ahora registra ingresos anuales de unos 600.000 millones de yenes ($5,4 mil millones/4,58 mil millones de euros).

Daiso Sangyo Corp.

Foto por わたらせみずほ, via Wikimedia Commons

Daiso Sangyo Corp., el mayor del grupo, opera más de 3.150 tiendas en el país y 1.800 en el extranjero, en las que vende cerca de 70.000 artículos para el hogar, una colección extravagante que incluye rodillos para los dedos, cabezas de maniquí, dinero falso, ropa para mascotas, calcetines para sillas y bolsas de almacenamiento de cómics.

Yano, de 74 años, atribuye su éxito a la búsqueda de productos innovadores a un precio fijo (100 yenes, el equivalente a $1/0,85 euros). ¿Tú qué opinas?




Artículo original en inglés publicado en Bloomberg. Si te gustó síguelos en Twitter.

Comentarios