Diez cosas que todo empresario serio sabe y que tú necesitas saber

Empresario

Shutterstock

Cada vez más, aspirantes a empresarios están saliendo por todo lado con la esperanza de seguir los pasos de aquellos emprendedor súper exitosos que ellos tanto admiran. El problema es que ellos apenas están empezando y están a punto de perder mucho tiempo yendo en la dirección equivocada para conseguir el éxito.

Así que hemos decidido compartir algunas perspectivas y consejos para los nuevos empresarios, las mismas que hemos tenido la fortuna de recibir al conocer y entrevistar a algunos de los empresarios más exitosos del planeta.

1. NO siempre necesitas ser el primero

Muchos empresarios piensan que necesitan ser los primeros en el mercado, cuando están bien lejos de que esto sea verdad. Ser el primero no siempre es lo mejor. Sólo porque eres el primero no significa que eres necesariamente el mejor. Por supuesto que significa que tuviste el coraje de navegar a través de lo desconocido, pero si ves compañías como Google y Facebook, ellos entraron tarde al juego.

Primero estuvo los sitios web Friendster, luego Myspace. Luego Mark Zuckerberg se lanzó y creó Facebook, el cual domina en estos momentos como la plataforma número uno (#1) de medios sociales en el mundo.



Zuckerberg vio que la privacidad era muy importante y encontró un sinnúmero de fallas en el diseño de MySpace, y fue capaz de presentar una plataforma de medios sociales mucho más amigable y súper poderosa que eventualmente la sacó del escenario de relevancia.

Esto es una lección muy importante para recordar, que si eres el primero en tu mercado siempre tienes que esforzarte por mejorar tu producto, oferta y diseño.

2. Ser trabajador autónomo (o por cuenta propia) tiene sus riesgos

Otros grandes errores que muchos empresarios cometen es que se quedan en la categoría de trabajadores autónomos por demasiado tiempo.

Si alguna vez has leído el libro de Robert T. Kiyosaki “El cuadrante del flujo de dinero / Rich Dad’s CASHFLOW Quadrant”, entenderías que hay cuatro partes en el cuadrante para la creación de la riqueza verdadera.

Aquí están las 4 partes:

1. Empleado

2. Trabajador autónomo

3. Dueño de empresa

4. Inversionista

Muchos empresarios dejan su trabajo diario, así que ya no están “empleados”. Luego se convierten en lo que llamas “trabajador autónomo”. El problema es que cuando eres un “trabajador autónomo”, la mayoría del tiempo estás generando sólo “ingresos activos”, que significa que todavía necesitas trabajar desde las 9am hasta 5pm, o más para lograr un ingreso consistente.

La clave del éxito empresarial es crear una corriente de “ingresos pasivos” o “ingresos residuales”.

Por eso es que tu enfoque como empresario debe ser el de moverte al próximo nivel de “dueño de empresa” o “inversionista” tan pronto como puedas.

3. No hay métodos rápidos ó caminos cortos

Los empresarios reales saben que el éxito en la vida se concibe al perseguir sin descanso tus metas y sueños, sin importar el costo.

Si estás constantemente buscando atajos y métodos rápidos, tu éxito será temporal. Cuando el algoritmo o el campo de juego cambia, te encontrarás buscando otro método rápido u otro atajo esperando que estén a la vuelta de la esquina cuando en la mayoría de los casos no es así.

Concéntrate en crecer personalmente y hacerte una mejor versión de ti mismo cada día, para que sin importar el campo de juego o lo que la vida te lance, seas lo suficientemente experimentado para manejar cada desafío y cada obstáculo que se te presente.


4. No puedes sucumbir bajo presión

Puede que tengas una plétora de habilidades, increíbles ideas y finanzas sólidas, pero si no puedes manejar la presión, entonces la arena empresarial no será “divertida para ti”.

Debes prosperar ante la presión, necesitas usarla para alimentar tu energía y tu motivación para ganar.

A todos los empresarios serios les encanta “resolver problemas”, a las personas exitosas les encantan los desafíos. Ellos saben que los harán más rápidos, mejores y más fuertes a largo plazo.

5. Hay poder en la narración de historias

La diferencia entre un empresario que logra vender 100 millones de dólares en un producto o servicio, a uno que recibe $10 millones en ventas de un producto o servicio, se determina usualmente en que tan efectivo él o ella es en la comercialización y en compartir el mensaje con el público.

La mayoría de las personas compran basados en la emoción que el mensaje los hace sentir, y en qué tan obligados ellos estuvieron en creer lo que estabas diciendo.

No te olvides que al final del día las ventas son simplemente una transferencia de emoción.

Así que apréndete muy bien la historia y llénala con palabras pegajosas y descriptivas que despierten una visión convincente y apetitosa en cualquiera que escuche tu historia o tu mensaje.

6. Necesitas establecer 10 metas extraordinarias

Los empresarios saben que si ellos quieren lograr esas grandes y audaces metas, necesitan pensar en grande. No eres digno de esa meta a menos que puedas probar que puedes convertirte en el hombre que necesitas para lograrlo. Así que enfócate en crecer cada día para alcanzar esa meta.

El multimillonario y rey de ventas Grant Cardone, ha probado una y otra vez que establecer 10 metas mega extraordinarias es una forma segura de alcanzar el éxito masivo. Grant les enseña a los Directores Ejecutivos de compañías del Fortune 500 y a algunos de los más adinerados empresarios del mundo, cómo establecer esas 10 metas y lograrlas.

Existe una razón por la que Grant Cardone tiene un patrimonio neto valorado en más de $350 millones (283 millones de euros). Grant escribe sus 10 mega extraordinarias metas cada mañana, cada noche y cuando está desilusionado. Esto es lo que un empresario serio está dispuesto a hacer para convertirse en verdaderamente exitoso.


7. El tiempo ya no es el producto básico más importante

Todos los empresarios serios saben que no hay razón para tratar de ganarle al tiempo. Por supuesto que hay consejos de como manejar el tiempo, y herramientas de productividad que puedes agregar a tu arsenal, pero a largo plazo, el tiempo siempre te alcanza.

La única cosa de lo que tenemos más control es de cómo pasamos nuestros días y de cómo utilizamos nuestra energía.

El tiempo ya no es el producto básico más importante: La energía lo es.

Los empresarios serios saben que la salud es tan importante como las finanzas, y que hacer ejercicio es la clave para tener más energía. Por eso es que la salud y el ejercicio son de los principales hábitos implementados por algunas de las personas más ricas del mundo.

8. No puedes hacerlo todo

Como el multimillonario mentor de negocios Tai Lopez dice: “No puedes hacerlo todo; si quieres lograrlo en grande necesitas encontrar un socio que complemente tus debilidades para que puedas enfocarte en tus fortalezas.”

Bill Gates tenía a Paul Allen. Warren Buffett tiene a Charlie Monger. Steve Jobs tuvo a Steve Wosniak. Todos ellos encontraron un socio fuerte y habilidoso para llevar sus negocios a un nivel más alto.

9. Necesitas un poco de inspiración mezclada con desesperación

Muchos empresarios empiezan su negocio con una fuerte pasión por esa idea detrás del negocio, y se involucran tanto en cuánto les encanta, que se olvidan que en realidad tienen que trabajar.

La idea puede ser increíble y emocionante, pero si pasas tu tiempo enfocándote demasiado en como se siente bien, ser el dueño de un negocio, o que el logotipo se ve increíble, etc… entonces tu tiempo de brillar en el mercado se te va a escapar lentamente.

La inspiración es muy buena, pero debe haber un cierto sentido de urgencia. Algún sentido de desesperación de actuar ahora, no más tarde, y de seguir hasta el final como si tu vida dependiera de ello, debe ser tu única opción.

No debes estar tan desesperado que se vea en tu cara, pero debes saber que el tiempo es esencial y que debes moverte con prisa.

10. Los “Planes de negocios” son antiguos

Los empresarios experimentados saben que un plan de negocio de 50 páginas o más, es una forma obsoleta de idear tus futuros movimientos en los negocios. El paisaje cambia constantemente y los que lo están logrando, se han convertido en expertos en adaptarse a los cambios constantes.

Crea un mapa de tú negocio, una idea aproximada de lo que prevés que pasará en los próximos 18 meses. Debe caber en 2 o 3 páginas como máximo.

Trabaja en tu misión de una o dos lineas, tu presupuesto, y haz un poco de investigación del mercado que estas entrando, para que no vayas a ciegas. Eso es todo lo que se necesita. Si buscas inversionistas, entonces necesitarás algo más sólido, pero por ahora, solo necesitas enfocarte en levantar tu empresa desde abajo y de poner tu marca/negocio en frente de los ojos de muchos.

No te enfoques demasiado en la obsoleta idea de un plan de negocios parecido a una Biblia.


There are 2 comments

Comentarios