4 cosas que los ladrones de identidad no quieren que tu sepas

Ladrones de identidad

Shutterstock.com

Más de 16,7 millones de consumidores reportaron robo de identidad en el 2017, una cifra que probablemente aumente más a medida que continuamos nuestra pasión con los bancos digital (en línea).

Javelin Strategy & Research, una firma de asesoría e investigación basada en los Estados Unidos, ha adquirido muchos conocimientos sobre que tanto pueden a llegar hacer los estafadores para robar a los consumidores.
Javelin Press Release Chart



Aquí están 4 cosas que los ladrones de identidad no quieren que sus víctimas sepan:

1. Tú basura es un tesoro: Si no quieres que los ladrones de identidad se registre, saque prestamos o tarjeta de créditos bajo su nombre – pare de tirar las ofertas de tarjetas de crédito y recibos a la basura.

2. Tu perfil de Facebook es una hoja delatadóra: El uso de LinkedIn o Facebook encabeza la lista de víctimas por fraude y es aquí por qué.

  • “La información que publica en Internet nunca es completamente privada, y los estafadores son expertos al acceso de información en línea (internet), incluso dentro de la configuración de privacidad que el consumidor cree que dispone”, dice Garner.
  • No publique su fecha de nacimiento completa, domicilio, nombres de mascotas o cualquier cosa que podrían ser utilizado para robarle su identidad y hacerse pasar por usted.

3. Familiares y amigos son una clave: si alguna vez se preguntó, por que los estafadores quieren sus viejos correos electrónicos, es un acceso ilimitado a sus amigos y familiares.

  • “Los estafadores pueden hackear direcciones de correo electrónico y hacerse pasar por un amigo o miembro de la familia, para luego pedirle que transfiera fondos para algún tipo de emergencia, tales como dinero para una fianza o alguna atención médica de emergencias”, dice Garner.
  • Esta es uno de los trucos más viejos en los libros, pero sigue funcionando muy bien, en especialmente con los ancianos.

4. Buscan “Empleados”: Has visto titulares sobre solicitantes de empleos que han sido engañados cuando llenan aplicaciones de trabajo, para así obtener sus informaciones y robar sus reembolso de impuestos, e incluso sus ahorros de vida. En algunos casos, estos merodean juntas de trabajo y acuden a los consumidores atraídos por buscar dinero rápido.

  • “Ofertas de trabajos que se le pide que envíe dinero a través de una transferencia bancaria antes de poder empezar a trabajar y empezar a ganar dinero, no puede ser algo bueno”, advierte Garner. “Recuerde, usted no debería tener que pagar nada por adelantado para iniciar un trabajo.”



There is one comment

Comentarios