Es el Yoga: ¿Un camino o una meta?

Yoga

Pixabay

Todos los años en el mes de diciembre, los proyectos y sueños (crear una empresa de tal o cual cosa, invertir en tal o cual activo, etc.) son muchos en todos los seres humanos, pero cuando llega principio de año, es decir enero, a la mitad de lo soñado se le ponen excusas y a la otra mitad se le procura olvidar. Culpando si es necesario al Universo entero de la falta de valor e iniciativa.

Esto es lo que ocurre en casi el cien por cien de los países occidentales o que tienen un nivel de vida alto/medio (como puede ser el caso de muchos países de América), por ello las personas exitosas son mínimas mientras que las que no triunfan son muchísimas.

En muchos de estos proyectos aparece el Yoga, donde muchos seres humanos, piensan “si creo una escuela de yoga, y doy clases, me podré hacer famoso y rico” y con ese tipo de pensamientos más o menos parecidos, el fracaso está asegurado.

Nunca antepongas el dinero por delante de tus pasiones o proyectos que te ilusionan, es el primer paso a fracasar.



En la filosofía del Yoga, hay una pequeña fabula o historia que te voy a contar:

— Un bebe león, es dejado huérfano por unos cazadores, y trasladado junto a un rebaño de ovejas, donde es cuidado por una oveja del rebaño , la cual lo cuida como si fuera un miembro más. Dicho león, llega a balar como las ovejas, y actúa tal como ellas.

Un buen día el rebaño es atacado por un león de la selva, y el león que vive con las ovejas, sale corriendo igual que las demás. A lo que el león atacante, al llegar a la altura del otro león, le pregunta:

— ¿Por qué huyes si eres un león?

El otro león, contesta — No, yo soy una oveja, ¿no ves cómo balo?

El león atacante le dice — Ven conmigo, vamos al rio y te mostraré que eres un león como yo.

Llegan al rio y ambos se miran en las aguas, observando que son idénticos.

El león que se creía oveja, descubre que su fuerza y poder es muchísimo mayor de la que le habían hecho creer. Y comienza a rugir cono un verdadero león.

Esto es lo que les pasa a la mayoría de los seres humanos, que no creen en ellos mismos, le hacen creer muchas filosofías en las que les inculcan que son “ovejas”, cuando verdaderamente son leones y su fuerza y poder no sale a la luz, por miedo, creyéndose muy débiles y necesitados de la “manada”.

Cuando un ser humano “Ruge” con toda su fuerza, la tierra tiembla, y el Universo confabula para que todos sus sueños, proyectos e ilusiones, se cumplan.

Yoga

Pixabay

Es decir cuando Dios, ve que un ser humano, actúa tal como es, sin miedos, ni barreras, es porque está en armonía con El, es decir con el Universo.

Hay dos cosas básicamente que te apegan a tus miserias: “Tu cuerpo y tu mente.”

Tu cuerpo: te han hecho creer algo, de lo que le voy a dar la vuelta. Cuando mueres, es síntoma de tristeza, de sufrimiento por perdida de un ser querido. En este mundo se sufre, me da igual como sea, pero se sufre, para triunfar, se sufre con la enfermedad, se sufre para sobrevivir, es toda una lucha.

Ahora te lo explico al revés: “Este mundo es una cárcel, donde no se puede salir, resulta que el que muere, abandona la cárcel, y el sufrimiento, es decir, que la muerte podría ser un síntoma de alegría y de libertad.”



El nacimiento, es síntoma de alegría, démosle la vuelta: ¿Por qué nacemos llorando? Tal vez porque sabemos a dónde nos abocamos al nacer, y lo que nos espera, toda una vida de lucha, y sufrimiento.

Esto es una manera de demostrarte que los apegos son malos. No es mala la riqueza, en absoluto, lo malo es el apego, la obsesión, y el no disfrutarla. Pues con el apego, no disfrutas nunca de tus riquezas, por lo que no serias un ser humano exitoso.

Saca todo tu potencial, que es mucho, usa cualquier filosofía (religiosa, política, deportiva, etc.) como un camino para llegar a tus metas. Nunca te identifiques con una filosofía toda tu vida, como si fuera una meta en sí la propia filosofía, pues no llegarás al éxito. Úsala como un camino para llegar al éxito.

El Yoga, al igual que otra filosofía, también es un camino no una meta, para llegar a nuestro destino. No te obsesiones con el yoga, ni con ninguna otra cosa relacionada con el yoga como pueden ser sus ejercicios (asanas) o una alimentación vegana. Obsérvalo todo en su justa medida, y de todo, recoge lo que más se ajuste a tu personalidad.

No te identifiques con ninguna filosofía, y tu libertad está asegurada.

Hay algo en tu vida que aun a pesar de ser totalmente libre, siempre deberás obedecer. En el próximo artículo te desvelare la incógnita.

Artículo escrito por el reconocido maestro José Muñoz de la escuela Kundalini Yoga “Paso a Paso”.



There is one comment

Comentarios