Hugo Chávez y su familia saquearon toda las riquezas de Venezuela para convertirse en multimillonarios

Hugo Chávez

Northfoto / Shutterstock.com

Hugo Chávez decía que ser rico era malo, pero jamás predicó con el ejemplo. El ex mandatario venezolano, fallecido de cáncer un día como hoy 5 de marzo, pero del 2013, pasó de la pobreza a la extrema riqueza luego de 14 años al mando del país con las mayores reservas petroleras del mundo.

Con una retórica demagógica y populista, supuestamente al servicio de los menos favorecidos, Chávez se apoderó de las riquezas de Venezuela y las utilizó como patrimonio personal. Siempre manejó al país como si se tratara de su finca privada, tomando decisiones arbitrarias y radicales que cambiaron para siempre el rumbo de una nación que merece -y podría- vivir como Qatar o Kuwait.

Venezuela se encuentra en la actualidad sumida en una crisis sin precedentes, con la inflación más alta del mundo: 741% en el 2017 de acuerdo al Trading Economics. La población sufre una grave escasez de alimentos y medicamentos, además de una de las tasas de inseguridad más elevadas del mundo. En Venezuela los atracos y asesinatos son tan comunes que ya no sorprenden. La gente se ha acostumbrado a la desgracia y al sufrimiento.

Es el legado de Hugo Chávez, un hombre que vació las arcas de la nación para enriquecerse él y a su familia de origen humilde, que ahora gozan de una vida repleta de lujos, comodidades y privilegios. Incluso en la actualidad, a casi tres años de la muerte del caudillo, los Chávez no tienen nada que envidiar a las más poderosas monarquías del mundo. Las hijas de Hugo residen en La Casona, la lujosa residencia donde debería vivir el presidente del país, Nicolás Maduro. Pero como Chávez es considerado una especie de presidente eterno, los gastos de su descendencia todavía los tiene que asumir la nación.

En Internet abundan las informaciones y pruebas fotográficas que evidencian el estrafalario y fastuoso estilo de vida de los Chávez. Viven entre el despilfarro y los excesos. Son vistos con frecuencia en los destinos más exclusivos y de compras en las tiendas más lujosas. Se les conoce como “la familia real de Venezuela”.

Hugo Chávez siempre profesó la austeridad, pero solo de palabra. Vivía al nivel de los jeques árabes bajo un disfraz de falsa humildad. Entre su gente fomentaba el odio hacia la oligarquía, siendo el hombre más rico y poderoso de país.

Hugo Chávez

Chávez da instrucciones a los soldados de la Brigada de Paracaidistas. Foto por Karel Fuentes, via Wikimedia Commons

Luego de su muerte y tras la desastrosa gestión de su sucesor Nicolás Maduro, se han filtrado nuevas pruebas sobre el desfalco financiero al que fue sometida la nación.

Se cree que para el momento de su muerte, la fortuna de Chávez se fijaba entre $1.000 millones y $2.000 millones (€815 millones y €1,62 mil millones). Podría ser más. Lo cierto es que todo fue robado y nada ganado con honestidad.

Su fortuna era la misma de PDVSA (Petróleos de Venezuela), el músculo financiero del país. Chávez no pedía permiso para tomar dinero que le pertenecía a la nación, simplemente lo hacía y se valía de la luz verde que siempre le otorgó la Asamblea Nacional, vendida al Gobierno. Hugo Chávez no tenía oposición. La borró del mapa político como bien saben hacer los dictadores. No había nada que lo frenara ni le hiciera contra. Tampoco lo hacía el Tribunal Supremo de Justicia, ya que los jueces los designaba él.

No se sabe cuánto dinero exactamente se desapareció de las arcas del país sin explicación alguna. Los partidos opositores aseguran que $70 mil millones (€56,8mil millones) se esfumaron en “importaciones ficticias” y nadie ha dado repuesta.

Hugo Chávez

Chávez acude al Consejo Nacional Electoral (CNE). Foto por Luigino Bracci, via Wikimedia Commons

El chavismo saqueó al país y se hicieron multimillonarios. Ante todo Hugo Chávez y su familia, pero también los más altos funcionarios del gobierno como el actual presidente Nicolás Maduro, y el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, a quien se le vincula como capo de un cartel de drogas, el Cartel de los Soles, de acuerdo a investigaciones de los reputados diarios The Wall Street Journal y ABC de España.

Hugo Chávez siempre fue amante de los viajes. Y cuando trasponía las fronteras venezolanas daba rienda suelta a sus más profundos instintos capitalistas.

De los 199 países que reconoce la ONU, Chávez llegó a visitar 180. Pasaba tanto tiempo fuera como dentro de su país. Y volaba en la exclusiva flotilla de aviones de PDVSA.

Su aeronave más grande era un Airbus con capacidad para 90 pasajeros. Este solía ser utilizado para los viajes largos, en los que el presidente se hacía acompañar de una enorme comitiva de cientos de personas, incluidos periodistas sumisos, personal de seguridad, cocineros y médicos. Se sabe que en una ocasión llegaron a París y alquilaron dos pisos completos del costoso hotel Rafael, que cuesta casi $4.000 (€3.252) la noche de hospedaje.

Le gustaba viajar en un Gulfstream 6550 de $55 millones (€44,7 millones) con capacidad para 15 pasajeros; un Falcon 900 LX de $45 millones (€36,5 millones); un Challenger 605 de $20 millones (€16 millones) y un Learjet 60 de $10 millones (€8,1 millones).

Chávez no tenía inconvenientes para los viáticos. Se dice que en una ocasión dos agentes del Gobierno fueron al Banco Central y retiraron $5 millones (€4 millones) para un viaje de Chávez a Rusia y al Medio Oriente. Y cuando se le acabó el dinero, el mandatario hizo traer $5 millones más.

Los aviones y los viajes eran apenas algunos de los tantos lujos que Chávez adoraba. Entre ropa y calzado su presupuesto anual era de $330.000 (€269.00); $151,000 (€123.000) en productos de aseo personal; en lavandería $408,000 (€331.600) y $10 millones para el mantenimiento de sus propiedades.

De la humildad a la opulencia

La riqueza de los Chávez creció tanto que ya no se podía ocultar. Aunque ellos, con total descaro, tampoco hicieron mayor esfuerzo por ser discretos. Sus padres, Hugo de los Reyes Chávez y Elena Frías de Chávez, se despojaron de sus humildes vestimentas campesinas para ataviarse con los más finos trajes de moda.

La familia Chávez pasó de poseer una humilde finca de tres hectáreas en Barinas (ciudad natal del presidente) a ser dueños de 450.000 hectáreas distribuidas en 17 fincas. Cada propiedad está valorada entre $400.000 y $700.000 (325.120 y 568.960 euros). Como es de esperarse, las fincas cuentan con todos los lujos. A la familia le gustan las todoterrenos Hummers y tienen 10 de ellas. Cada una valorada en $70.000 (€56.896).

Los Chávez ya pueden considerarse coleccionistas de autos, con una enorme flota que incluye un Luv D Max, Toyota Prado, Grand Cherokee, Trailblazer, Mustang, Bentley, entre muchos otros.

El gobierno de Chávez se caracterizó por el nepotismo. Su padre, hermanos y primos fueron ubicados en cargos importantes como gobernadores, alcaldes, ministros, etc.

María Gabriela Chávez: La mujer más rica de Venezuela

María Gabriela Chávez es la hija más mediática de Chávez, quizás porque asumió el rol de primera dama durante varios años luego de que el presidente se separara de su segunda esposa, Marisabel Rodríguez.

Hugo Chávez

Hugo Chávez y María Gabriela Chávez (en el fondo). Foto: Wilson Dias/ABr, via Wikimedia Commons

En agosto del 2015 el Diario Las Américas reportó que María Gabriela era la mujer más rica de Venezuela con una fortuna de $4,2 mil millones (€3,4 mil millones) en sus cuentas de Andorra y Estados Unidos. Esa cifra supera el patrimonio del multimillonario venezolano Juan Carlos Escotet, quien oficialmente es considerado el hombre más rico del país, con un patrimonio, según Forbes, de $3,7 mil millones (€3 mil millones).

María Gabriela nació en marzo de 1980 en la unión entre Hugo Chávez y Nancy Colmenares, su primera esposa. Estudió algunos semestres de Relaciones Internacionales en la Universidad Central de Venezuela y luego se apuntó en Comunicación Social en la Universidad Bolivariana de Venezuela, fundada por su padre.

El agosto del 2014 el presidente Nicolás Maduro la designó como embajadora alterna de Venezuela en la ONU con el objetivo de “reforzar el mensaje profundo del presidente Hugo Chávez”.

Gastan más que la Reina de Inglaterra

El diputado venezolano Carlos Berrisbeitía, opositor al gobierno, reveló una serie de impactantes datos sobre el ritmo de gastos de María Gabriela y su hermana Rosa Virginia, quienes desde el fallecimiento de Chávez viven en La Casona, la lujosa casa colonial caraqueña destinada a ser la residencia del Presidente de la República.

Berrisbeitía aseguró que las hijas del ex mandatario gastan la increíble suma de ¡$2,8 millones (€2,2 millones) diarios! El asambleísta catalogó la cifra de “inmoral y obscena”, que supera los gastos de las monarquías europeas, incluyendo la Reina de Inglaterra.

Fuerte Tiuna

Complejo Militar de Fuerte Tiuna. Foto: Lorenzo Gamez Castillejo, via Wikimedia Commons

Maduro vive junto con su familia en Fuerte Tiuna, un enorme complejo militar ubicado en Caracas, así que el Estado debe asumir doble gasto: el de Maduro y el de las hijas de Chávez. El presupuesto anual de La Casona es de $293,1 millones (€238,2 millones). Allí María Gabriela y Rosa Virginia disfrutan de una pista de bowling, sala de baile, enorme piscina, cocineros, escoltas y chóferes.

María Gabriela utiliza los aviones presidenciales para viajes personales, como queda evidenciado en su cuenta en Instagram, mientras que a los venezolanos se les hace imposible conseguir boletos de avión y las farmacias carecen de divisas para importar medicamentos.

La vida amorosa de María Gabriela también ha sido la comidilla de la prensa rosa en Venezuela. Chávez dijo sentirse feliz cuando se enteró de que su hija predilecta tenía como novio al nieto del ex mandatario chileno Salvador Allende. Al presidente le complacía que su descendencia se emparentara con casta revolucionaria. Pero el amorío duró poco, y a la joven se le conocieron varios amores de la farándula nacional.

María Gabriela no tenía pudor para subir fotos en algunos de los destinos turísticos más exclusivos del mundo, como Nueva York, París, Londres, Montreal, Bariloche y muchos otros. Ya no comparte este tipo de fotos en la red social, luego de tantas críticas recibidas.

Hija de Chávez

María Gabriela y Gaby

Rosa Virginia: La hija viajera

Rosa Virginia, la hija mayor de Chávez, también adora llenar su pasaporte de sellos, siempre que ella no pague los gastos. Viaja por el mundo en los aviones presidenciales y en Internet circulan fotos de ella comprando en lujosas tiendas de Nueva York, el corazón del Imperio Yankee que tanto Chávez atacaba, o mostrando su barriga de embarazo en París con la torre Eiffel de fondo.

Hugo Chávez y su hija Rosa Virginia Chávez

Hugo Chávez, su hija Rosa Virginia Chávez y la ex Presidenta de Brasil Dilma Rousseff. Foto por Roberto stuckert Filho, via Wikimedia Commons

Estubó casada con el ex vicepresidente Jorge Arreaza. Hace unos años circularon en Internet algunas fotos de Rosa Virginia en ropa interior que se hicieron virales en las redes sociales.

Rosa Virginia y su hermana suelen realizar enormes fiestas en La Casona y ofrecen lujosos regalos a sus amigos, como entradas a los conciertos de los artistas más afamados.

Rosinés se mudó a París

El 31 de enero del 2016, Rosinés Chávez, la hija menor de Hugo, apareció en una foto en el aeropuerto de Maiquetía, el más importante de Venezuela, antes de abordar un vuelo a París “sin retorno”.

La indignación de los venezolanos se hizo sentir en las redes sociales, ya que el ciudadano común no tiene la posibilidad de viajar al exterior con la misma facilidad debido a que prácticamente no se consiguen boletos aéreos y las posibilidades de obtener divisa (dólares americanos y euros) son casi nulas.

Hija de Chávez

Rosinés Chávez

Luego de que las fotos de la privilegiada adolescente se hicieran virales en Internet, su madre, la ex de Hugo Chávez, Marisabel Rodríguez, se pronunció a través de su cuenta de Twitter.

“Mi hija sí viajó en su derecho a estudiar, ya que muchos opositores la acosan”, escribió la ex primera dama.

Los venezolanos se preguntan cómo hicieron los padres de Rosinés para pagar sus estudios en Francia, cuando a miles de jóvenes venezolanos les son negadas las divisas para costear su formación académica fuera de las fronteras.

Sin embargo, no es la primera vez que Rosinés es objeto de polémicas. Hace algunos años la niña subió una foto a su cuenta en Instagram en la que aparecía sosteniendo un fajo de dólares, al fiel estilo de los niños ricos del mundo. Luego circuló en las redes una foto junto a los ídolos juveniles Justin Bieber y Miley Cyrus.

A Rosinés también le gusta retratarse junto a autos lujosos y capturar los mejores momentos de sus viajes alrededor del mundo.

Hugo Chávez también tuvo un hijo varón, “Huguito”, pero se sabe muy poco de él y se mantiene alejado de la opinión pública. Se dice que ha sido un hijo problemático y que la relación con su padre jamás fue la mejor.

Las hijas no son las únicas que se han valido del apellido Chávez para disfrutar de una vida llena de excesos y lujos. Es común ver a los sobrinos y primos del ex mandatario ostentar de un estilo de vida de “nuevos ricos”.

Uno de los más estrafalarios en la red es Antonio Chávez, sobrino de Hugo. El joven, es amante de las armas, los autos y los viajes.

Nicolás Maduro: El sucesor

Nicolás Maduro fue el hombre que Chávez designó como su sucesor. No cuenta con instrucción académica y eso le ha merecido el menosprecio de la oposición, quienes lo consideran incapaz para asumir la presidencia de una nación. Y Maduro -quien se presume nació en Colombia aunque no se ha podido comprobar- ha tenido una gestión desastroza.

Venezuela ha vivido su peor época bajo el mandato de Maduro, aunque la crisis actual es la cosecha de la gestión de Chávez, que su sucesor no ha podido controlar.

El portal Celebrity Net Worth le calcula un patrimonio de $2 millones (€1,6 millones), una cifra pequeña comparada con las antes mencionadas, pero que de igual forma no tiene justificación.

En el 2014 la oposición venezolana denunció que el actual presidente, junto con una comitiva de 175 personas, derrocharon $2,5 millones (€2 millones) durante 4 días en Nueva York cuando el mandatario habló en la Asamblea de las Naciones Unidas.

La esposa de Maduro es Cilia Flores, otra figura importante dentro del chavismo y actual diputada. Flores tiene buen gusto por la moda y siempre luce los vestidos más elegantes y exclusivos. Esto no resultaría una novedad para una primera dama, de no ser por el falso discurso populista que mantiene el chavismo. Critican el capitalismo y nadie gasta más que ellos.

Nicolás Maduro

Cilia Flores, Nicolás Maduro y el ministro de Cultura, Ernesto Villegas. Foto: Eneas De Troya / Flickr

El narcogobierno

En noviembre del 2015 fueron detenidos dos sobrinos de Flores en Haití cuando intentaban negociar un acuerdo para traficar 800 kg de cocaína a Estados Unidos. La noticia explotó como una polémica monumental en Venezuela, ya que los jóvenes poseían pasaporte diplomático al momento de ser capturados por la DEA.

La relación con el narcotráfico ha sido la mancha más reciente del chavismo. El Wall Street Journal cree que Diosdado Cabello es el máximo líder del Cartel de los Soles, una importante organización criminal dedicada al tráfico de drogas y lavado de dinero.

Diosdado Cabello

Foto por El Cambur, via Wikimedia Commons

Cabello es visto en Venezuela como un magnate. Se cree que posee una fortuna de $300 millones (€243 millones) que esconde en cuentas en Suiza a nombre de testaferros.

El chavismo se enriqueció hasta límites mil millonarios con el dinero del pueblo, ese que ahora pasa hambre y vive atemorizado ante la inseguridad galopante. Sin embargo, la victoria de la oposición en la Asamblea Nacional a finales del 2015 parece ser el inicio del fin de la peor época de Venezuela en la historia moderna, aunque pasarán muchos años para que el país comience a mostrar signos de recuperación luego del terrible deterioro social y económico al que fue sometido.

Los líderes del chavismo deben tener elegido su destino de huida para cuando todo se descubra y ya no puedan esconderse en la casa presidencial. Para evitar ser capturados por la justicia, tendrán que llevarse sus millones a un país dispuesto a recibirlos y pasar sus últimos años en el exilio, lejos de una patria que jamás los perdonará.

[ Fuentes: Born Rich, Celebrity Net Worth, Daily Mail ]


There are 7 comments

Comentarios