En 1980 John Paul DeJoria vivía en la calle. Hoy vendió su Tequila Patrón a Bacardí por $5,1 mil millones EN EFECTIVO

John Paul DeJoria

Foto por Gage Skidmore, via Wikimedia Commons

La vida de John Paul DeJoria sirve de inspiración para cualquiera que aspire a ser multimillonario. Ha vivido en la calle. Ha sido vendedor puerta a puerta. Lanzó su primer negocio con sus últimos $700 y ese negocio se convirtió en una de las empresas de cuidado del cabello con más éxito internacional de todos los tiempos. Y ese fue sólo su primera acción.

Después, DeJoria fundó una compañía de tequila: PATRÓN. Y hoy la ha vendido a la compañía de bebidas alcohólicas Bacardí por $5,1 mil millones (4 mil millones de euros) ¡en efectivo!.

A continuación, te contamos la increíble historia de John Paul DeJoria:

Nació el 13 de abril de 1944 en el área de Echo Park en Los Ángeles. Su padre era inmigrante italiano y su madre inmigrante griega, ambos era extremadamente pobres y el barrio donde creció estaba formado en gran parte por inmigrantes europeos, asiáticos e hispanos que vivían en la pobreza.

Para ese momento, DeJoria no sabía cuán pobre era su familia. Cuando tenía 2 años sus padres se divorciaron, por lo que cuando cumplió los 9 años comenzó a vender tarjetas de Navidad de puerta en puerta para ayuda a su madre a llegar a fin de mes. Después de graduarse de la escuela secundaria a los 17 años, DeJoria se unió a las filas de la Marina.



En 1964 fue dado de baja y, al carecer de dinero para ir a la universidad, se fue a trabajar de cualquier cosa. Bombeaba gasolina, reparaba bicicletas, trabajaba como conserje, vendía fotocopiadoras y seguros de vida. Eventualmente terminó vendiendo las enciclopedias de Collier de puerta en puerta y durante un periodo de tiempo, John vivió en su automovil y técnicamente no tenía hogar.

Después de vender enciclopedias, le tocó vender champús, también de puerta en puerta. En 1980 John le contó una idea a un amigo que estaba ligado a la industria de la belleza llamado Paul Mitchell. La idea era lanzar un champú para salones de belleza y aun viviendo en su automovil, John usó sus últimos $700 (562 euros) para lanzar el negocio.

Según DeJoria, el negocio debió haberse declarado en bancarrota “al menos 50 veces en ese primer año”. Pero el dúo permaneció inamovible.

Su arduo trabajo y persistencia dieron sus frutos. En dos años, John Paul Mitchell Systems estaba generando $1 millón (803.000 euros) por año en ventas, para el quinto año, la compañía ya ganaba $10 millones (8 millones de euros) y para el año 10, John Paul Mitchell Systems aportaba $100 millones (80,3 millones de euros).

En 1999, después de poco menos de 20 años en el negocio, la compañía estaba generando $600 millones (481,9 millones de euros) por año y en 2013, obtuvo un estimado de $900 millones (722,8 millones de euros).

Paul Mitchell murió de cáncer de páncreas en 1989, dejando a DeJoria en la dirección de la compañía de la que todavía es CEO y propietario mayoritario hoy en día.

También en 1989, DeJoria lanzó una nueva compañía llamada Patrón Spirits Co con un amigo llamado Martin Crowley. En ese momento el mercado del tequila era primordial, lo que hizo que Patrón fuese un éxito casi desde le primer momento.

Crowley murió en 2003 y después de una prolongada batalla legal, DeJoria finalmente terminó siendo el dueño de la compañía.

También en ese mismo año, después de que se resolvieran los problemas legales, Bacardí adquirió el 30% de Patrón por una suma no revelada.

En 2017, Patrón produjo tres millones de cajas de tequila y generó $1,6 mil millones (1,2 mil millones de euros) en ingresos y hace solo unos días Patrón anunció que había llegado a un acuerdo para vender el 70% restante de la marca a Bacardi por $5,1 mil millones en efectivo.

Paul DeJoria ha cobrado su participación total del 70%, quedando con un patrimonio neto líquido de $4 mil millones (3,2 mil millones de euros). ¡Nada mal para un hijo de inmigrantes que vivía en la calle!


Comentarios