Bespoke Atelier por Ermenegildo Zegna abre sus puertas

Bespoke Atelier por Ermenegildo Zegna abre sus puertasErmenegildo Zegna anuncia la apertura de su primer Bespoke Atelier, un espacio dedicado al servicio Bespoke de la marca. Ubicado en la planta superior del edificio Zegna en via Montenapoleone, el Atelier es un espacio completamente autónomo con entrada a través de via Bigli 26. Todo el proyecto gira en torno a una idea de elegancia íntima con un toque eminentemente milanés.

Los signos icónicos del estilo impecable y atemporal de la década de los cincuenta definen el espacio, salpicado de homenajes a los arquitectos que conformaron la identidad privada y pública de la ciudad moderna: Giò Ponti, Alberto Portaluppi y Luigi Caccia Dominioni.

Bespoke Atelier por Ermenegildo Zegna abre sus puertasBespoke es un servicio y como tal requiere un ritual preciso. El Atelier materializa el ritual en el espacio. La experiencia comienza justo en la entrada, en la misma puerta de la calle, donde un valet da la bienvenida al cliente, acompañándolo al ascensor, y de allí al taller en la planta superior de este palazzo de encanto discreto. El Atelier está concebido al estilo de un taller de sastrería tradicional: se trata de un apartamento con taller, con el área pública y la de trabajo conectadas pero separadas.




La sensación de llegar a un Atelier es inmediatamente palpable en el rellano, fuera de la puerta, con una silla, una percha y una lámpara que sugiere la atmósfera del interior. Pasada la puerta de madera, el espacio se extiende sobre 107 metros cuadrados, y está amueblado con objetos vintage y nuevos, así como piezas que se refieren a la historia propia de Zegna. La mezcla crea calidez y encanto, ya que la atmósfera sobria y sofisticada conecta y fusiona un ambiente de hogar con las necesidades pragmáticas del espacio. Un largo pasillo, amueblado con una consola de Pietro Russo, lleva a la sala de espera, amueblada con sillones de Ignazio Gardella, una alfombra inspirada en Giò Ponti y una pantalla pintada procedente de Trivero.

Dos puertas corredizas de madera y metal, con una decoración geométrica que es un homenaje evidente a Villa Necchi, conducen a la sala principal, donde el maestro sastre y el cliente se reúnen, discuten e interactúan. La sala está dominada por una gran mesa de madera de Ignazio Gardella con sillas aerodinámicas diseñadas por Ico Parisi y por un armario de metal de Massimiliano Locatelli, una pieza contemporánea que crea una fricción con sus superficies de metal sin pulir.

Bespoke Atelier por Ermenegildo Zegna abre sus puertasUna cortina permite cerrar la habitación, separándola del escritorio del sastre. En el extremo opuesto hay un espejo de 3 vías y un perchero de cuero que viene de los archivos de Zegna. La alfombra de seda refuerza el encanto modernista del ambiente, que continúa en el probador, con las lámparas Fontana Arte y puf de cuero, y en el exterior, eclécticamente decorado con sillas de Harry Bertoia, mesa de Nespoli y Novara, y una amplia variedad de plantas que florece en diferentes épocas del año.




La sala de sastrería, ubicada detrás de una puerta cerrada y da forma a un espacio completamente autónomo, amueblado con piezas vintage procedentes de Trivero, máquinas de coser Necchi, lámparas Joe Colombo y sillas Levaggi.

En la idea de combinar un ambiente de hogar y el mejor servicio, se da gran importancia al baño, en elegante ónix persa y mármol de Portoro: un lugar tan acogedor y sutilmente precioso como todo el Atelier.

Bespoke Atelier por Ermenegildo Zegna abre sus puertas Bespoke Atelier por Ermenegildo Zegna abre sus puertas Bespoke Atelier por Ermenegildo Zegna abre sus puertas

Comentarios