Incluso el Congreso Quiere Saber lo que la NSA Está Haciendo con Este Centro de Espía en Utah al Costo de $2 mil millones

Tal vez usted ha oído hablar de él ó tal vez usted NO, pero en Bluffdale, en el estado de Utah junto a una de las mayores sectas polígamas en Estados Unidos, la NSA(Agencia de Seguridad Nacional) está construyendo un centro de recogida de datos de “un millón de metros cuadrados” y “con un valor de 2 mil millones de dolares”– cinco veces el tamaño de la capital de Estados Unidos, “Washington DC”.

A pesar del inmenso secreto y que los trabajadores de la construcción allan obtenido las autorizaciones correspondiente de la agencia secreta para poder trabajar en está construcción, la noticia de este gran proyecto llegó a las páginas de Wired.com el mes pasado.

James Bamford, autoridad de Inteligencia escribió, que este centro de datos en Utah, es parte del programa “Total Information Awareness” del pasado presidente Bush, que habia muerto en el Congreso en 2003 en respuesta a la indignación pública por su potencial de invadir la privacidad de los estadounidenses.

Un ex-alto funcionario de inteligencia involucrado en el proyecto le dijo a Bamford “esto es algo más que un centro de datos”, es una megalópolis que romper el código en tamaño que el mundo jamas ha visto.

Hace varios años atras, la NSA dio un gran salto al romper cifrados(Encriptaciónes) complejos utilizados en todo, desde “información financiera, transacciones de valores, negocios, secretos militares extranjeros y diplomáticos, documentos legales, comunicaciones personales confidenciales.”

El funcionario concluyó diciendo: “Todo el mundo está en la mira, todo el mundo de la comunicación está en la mira.”

La historia causó tal revuelo que el jefe de la NSA, General Keith Alexander fue llamado ante el Congreso la semana pasada a declarar sobre el proyecto y negó categóricamente que la instalación se utilizará para espiar a los ciudadanos estadounidenses.

“La NSA no tiene la capacidad de hacer esto en los Estados Unidos”, dijo Alexander al representante del congreso de Georgia Hank Johnson. “No estamos autorizados a hacerlo, ni tenemos los equipos necesarios en los Estados Unidos para recoger ese tipo de información.”

Aunque es imposible conocer los detalles de la labor que se realiza en este super centro de espiar en Bluffdale, es bastante claro que la NSA si tiene el poder para espiar a los norteamericanos a su voluntad, a pesar de lo que el general Alexander dijo al Congreso.

El ex-analista de la NSA Adrienne Kinne dijo a J. Bamford, que la NSA ha tenido la capacidad de escuchar todas las llamadas telefónicas de América en tiempo real desde el 9/11, cuando, dijo, “básicamente todas las reglas fueron arrojados por la ventana.”

Kinne dijo, “que la agencia estuvo implicada en las escuchas a los periodistas de Estados Unidos cuando llamaban a casa desde el extranjero.”

“Una gran cantidad de tiempo se notaba que estaban llamando a sus familias”, dice ella, “conversaciones personales y muy íntimas. Fue casi como encontrar el diario personal de alguien y leerlo sin autorización”.

Por: Robert Johnson / Business Insider
Foto US Army Corps of Engineers

Comentarios