Cómo Evitar Estafas Cuando Viajan

Los viajeros no siempre pueden confiar en taxistas, compañías de turismo locales ni en las insignias de aspecto oficial.

Los taxis son una tetra común para una estafa.  Nunca se suba a un taxi a menos que esté seguro que es de buena reputación, y siempre establezca un precio de antemano.

Tenga cuidado de taxistas ( o extraños “amables”) que te dicen que el hotel o la atracción a la que quiere ir está llena o completamente agotada.  Generalmente otros hoteles y restaurantes les pagan una comisión para llevarlos ahí.

Siempre  verifique por medio de otras personas, guías de turismo o internet, que las compañías de turismo locales son confiables.

Algunas agregarán extras no deseables a su viaje ( a cambio de comisión), mientras que otras tomarán su dinero y desaparecerán.  Muchos autobuses baratos que transportan a no locales a través de la frontera entre Tailandia y Cambodia, por ejemplo, caen en la primera categoría.

Compras a presión son una táctica favorita.  En Beijing, por ejemplo, lo podrían invitar a una casa de té tradicional o una exhibición de arte, y luego le pasarán una cuenta enorme o le harán comprar algo caro haciéndole sentir culpable si no lo hace. Cuídese de atractivos extraños que lo invitarán a un bar y luego desaparecerán cuando una cuenta enorme llegue.

Una insignia de aspecto oficial o un uniforme son símbolos de autoridad.  Si se le pide dinero en efectivo o su pasaporte en una situación poco usual, insista en verificar con un oficial de la policía o con un oficial superior primero.

Por último, rechace toda oferta de comprar bienes que le dicen pueden vender más caros una vez que regrese a su casa.  Esto se conoce como estafas de gemas.

A pesar de todo esto, no se sienta paranoico cuando se baje del avión.  Las estafas son lo suficientemente comunes en casa también.  Revise para obtener ejemplos.

Por: BBC-Travel / Lonely Planet Magazine

Post Your Thoughts