Los Científicos Descubren una Causa de la Calvicie que Podría Conducir a Súper Rogaine

Los científicos estadounidenses han identificado una proteína que provoca la pérdida del cabello y la investigación podría llevar a una crema para tratar la calvicie, reportó Helen Brigg del Noticiero BBC.

En estudios de hombres calvos y ratones de laboratorios, los investigadores descubrieron que una proteína clave llamada Prostaglandina Sintasa D, se eleva en células de los folículos capilares localizados en las partes calvas del cuero cabelludo, pero no en las que todavía tienen cabello.

La pérdida de cabello inicia cuando la proteína se une a un receptor en las células de los folículos capilares, causando que los folículos se encojan a tal punto que son tan pequeños que conducen a la aparición de la calvicie.  

El estudio descubrió que los ratones criados para tener más niveles de esta proteína perdieron totalmente el pelo, al mismo tiempo que cabello humano transplantado paró de crecer cuando se le dio la proteína.

En la actualidad Proprecia y Rogaine son los únicos dos fármacos aprobados por la FDA para tratar la pérdida de cabello.

“Propecia altera los niveles de testosterona y puede conducir a disfunción sexual e impotencia.”

Rogaine es un líquido a base de alcohol que funciona al dilatar los vasos capilares y abrir los canales de potasio, revitalizando los folículos capilares.

El ingrediente principal de Rogaine, Minoxidil, fue creado originalmente como una droga para tratar la presión arterial alta y se descubrió que tenía como efecto secundario el crecimiento del cabello.

Pero parece que Rogaine solamente hace más lenta la pérdida del cabello porque es más efectivo en hombres jóvenes quienes han experimentado la pérdida de cabello por menos de cinco años.

La nueva investigación crea el potencial de desarrollar una crema que se puede aplicar al cuero cabelludo para prevenir la calvicie y posiblemente ayudar al crecimiento del cabello.

Los investigadores dijeron que varios fármacos que tienen este objetivo ya han sido identificados, y que algunos están en pruebas clínicas. 

Por: Michael Kelley / Business Insider
Foto: flickr/herzogbr