Marc Franks Murió un Día Después que su Eczema se Infectó

Un miércoles por la noche en febrero, Marc Franks, director de una compañía, en excelente condición física, notó un parche de eczema en su brazo derecho. Tal como lo recuerda su esposa Barbara, Marc dijo que su eczema estaba seco, agrietado y posiblemente infectado. Pero dijo que no le dolía mucho y que ya había tenido eczema antes y se había desaparecido, por lo tanto no estaba muy preocupado.

La mañana siguiente se sintió bien y fue a trabajar. Sin embargo, en el transcurso del día se sintió tan mal que regresó a su casa y pasó el día en cama. La pareja creyó que se trataba del virus de vómito que había afectado al resto de la familia. Sin embargo, tarde esa noche, su esposa Barbara empezó a preocuparse al notar que la piel de Marc se sentía pegajosa y su temperatura había bajado. Antes de la medianoche, su respiración se había vuelto dificultosa y poco profunda y se sentía mareado. Sus manos estaban muy frías también.

Alrededor de las 3:00am, después de notar un sarpullido con manchas en las piernas de su esposo, y al notar que él empezaba a balbucear sus palábras, Barbara llamó a los paramédicos. Marc intentó levantarse 10 minutos después pero se cayó en el piso del baño justo cuando los paramédicos entraban por la puerta principal. El sufrió un paro cardíaco y los paramédicos no pudieron revivirlo. Fue declarado muerto en el hospital 45 minutos después.

La familia todavía está luchando por entender lo que pasó. Marc dejó un enorme vacío en su hogar. No fue hasta seis meses después que Barbara se dio cuenta que la muerte de Marc fue provocada por un pequeño parche de eczema. Los doctores creen que la bacteria del eczema infectado pasó a la sangre, causando una septicemia, una enfermedad donde el sistema inmunolólogico entra en estado catastrófico y comienza a atacar al cuerpo, conduciendo a insuficiencia en los órganos y daño en los tejidos.

Muchas infecciones pueden potencialmente desencadenar en una septicemia, y se cree que el virus de vómito pudo hacer que Marc estuviese más vulnerable.

Hay aproximadamente 102.000 casos de septicemia (conocida también como envenenamiento de la sangre), cada año en Gran Bretaña y mata a 37.000 personas, más que el cancer de seno, próstata o colon combinados. La septicemia es también la principal causa de muerte en mujeres embarazadas, quienes son particularmente susceptibles porque sus sistemas inmunolólogicos están suprimidos durante el embarazo. Sin embargo, puede atacar a cualquier edad.

Aún cuando la mayoría de las personas están conscientes de los síntomas de enfermedades mortales como la meningitis o ataques al corazón, muy pocas pueden detectar las señales de advertencia de la septicemia. Trágicamente, estas advertencias se confunden con otras condiciones como la gripe y los pacientes no reciben el tratamiento adecuado hasta que es ya muy tarde.

Una nueva campaña para destacar los síntomas y para hacer que el gobierno reconozca la septicemia como una emergencia médica ha sido lanzada por el grupo “Sepsis Trust” del Reino Unido, un grupo de presión creado por profesionales de la salud.

La septicemia es un asesino silencioso, y como médico de cuidados intensivos, he visto con frecuencia el impacto que causa, dijo el Dr. Ron Daniels del Hospital Good Hope de Birmingham. Es la causa principal de muerte por infección a pesar de los avances en la medicina, incluyendo vacunas, antibióticos y cuidados agudos.

Lo que pocos se dan cuenta es de que no se tiene que tener una cortada o una herida para tener una infección en la sangre. Cualquier tipo de infección, incluyendo infecciones en el pecho, pulmonía, infecciones en las vías urinarias, úlceras, apendicitis, mordidas, o infecciones en la piel como el eczema, pueden desencadenar en una septicemia, dice el Dr. Daniels.

Existen directrices internacionales sobre el tratamiento de la septicemia, incluyendo antibióticos por vía intravenosa dentro del período de una hora después de que comienzan los síntomas. Pero solo el 15% de los pacientes británicos reciben este tratamiento, ya que no se diagnostican lo suficientemente temprano.

Los síntomas más frecuentes incluyen ritmo cardíaco rápido, temperatura alta o muy baja, respiración poco profunda y rápida y confución o torpeza. El Dr. Daniels dice que los pacientes con dos o más de estos síntomas deben buscar atención médica. Si el paciente también tiene la piel fría y manchada, pierde el conocimiento o no ha orinado por más de 18 horas, necesitan ser hospitalizados de emergencia.

En una investigación publicada el año pasado, el Dr. Daniels descubrió que el nivel de supervivencia se duplica, si al paciente se le ofrece el tratamiento de septicemia (un paquete que incluye antibióticos, líquidos, oxígeno, monitoreo de la orina, exámenes de la sangre para encontrar bacterias y controles de lactate para buscar señales de daño de tejidos), dentro del período de una hora después de que se presentan los primeros síntomas.

Los síntomas sepsis pueden ser similar a una gripe y son bastante inespecíficos – pero hay indicios importantes que marcan la diferencia. Los pacientes con dos o más de estos síntomas debe acudir de inmediato al médico:

  • Aceleración del ritmo cardíaco
  • Temperatura muy alta o muy baja (por debajo de 36c o por encima de 38.3c)
  • Respiración superficial y rápida, confusión o hablando enrredado.
  • Busque tratamiento de emergencia en el hospital si también:
  • Tiene la piel fría, pálida o con manchas.
  • Pierde el conocimiento.
  • No ha tomado liquidos por más de 18 horas.

Por: JO WATERS – Dailymail.co.uk
Foto: Eczema Diet

Comentarios