Mapa de América Latina de mujeres en el poder

En algunos parlamentos no tienen ni una sola posición en la banca, mientras que otros países han cumplido con las metas de igualdad para la presencia femenina. América Latina está por encima de la media mundial

La Unión Interparlamentaria mundial (IPU, por sus siglas en inglés) elaboró una mapa de la participación de la mujer en los poderes ejecutivo y legislativo de cada país, la cual presentamos aquí, solo la parte correspondiente a Latinoamérica.

El promedio mundial de bancas ocupadas por mujeres en los parlamentos del mundo es de 19,7% y el continente americano en su conjunto llega al 22,6%, particularmente gracias al aporte de países como Nicaragua (40,2%), Costa Rica (38,6%) y Argentina (37,4% en la cámara baja y 38,9 en el Senado).

Párrafo aparte merece Cuba, que figura al tope de la lista de países latinoamericanos con un 45,2% de bancas en manos de mujeres, pero en una asamblea desprovista de poder real y surgida de un sistema de partido único.

En el ranking mundial, Nicaragua ocupa el (3) lugar, Costa Rica el (14) y Argentina el (17).

Más atrás, aparece Ecuador en el puesto nº (22), México (31), Bolivia (37), Perú (58) y Chile (88). Brasil ocupa el puesto (nº 116) con 8,6% de diputadas y 16% de senadoras.

Los Estados Unidos están ubicados en el puesto 78, con 16,8% de bancas ocupadas por mujeres en la Cámara de Representantes y 17% en el Senado, mientras que Canadá muestra un mejor desempeño: (nº 40) en el ranking con 24,8 y 36,7, respectivamente.

Los países nórdicos, con 42% de mujeres en bancas parlamentarias, superan al continente americano, mientras que Europa, con los países nórdicos incluidos, iguala el porcentaje de las Américas (22,6%). Pero, sin los países nórdicos, el viejo continente sólo llega al 20,8 por ciento.

El África subsahariana tiene un 20,4% de presencia femenina en los cuerpos legislativos, Asia un 18,3% y los Estados Árabes sólo 11,3 por ciento.

América Latina tiene 4 jefas de Estado: en Brasil, la Argentina, Costa Rica y Trinidad y Tobago. Y en varios países caribeños, las mujeres presiden las legislaturas.

Por: Unión Interparlamentaria mundial – www.ipu.org

Post Your Thoughts